Vacaciones y baja laboral.

28 abr Vacaciones y baja laboral.

Viene de largo el debate sobre la modificación e incluso la supresión del derecho a vacaciones en los casos en que se haya producido una baja laboral.
Nuestra jurisprudencia reconoce el derecho al descanso vacacional con posterioridad a una situación de incapacidad temporal.
En esta postura de los tribunales españoles ha influido de forma decidida la jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea que hizo que se empezara a introducir el derecho de los trabajadores a disfrutar de sus vacaciones si por causa de una incapacidad temporal no pudieron hacerlo en su momento. Este derecho llegó primero a las mujeres de baja por maternidad, y se extendió luego al resto de casos.
No obstante, los casos son muy variados y variadas son las sentencias sobre la materia. Un fallo del Tribunal Superior de Justicia de Islas Baleares, del 9 de mayo de 2013, concluyó que los trabajadores en situación de incapacidad temporal tienen derecho a irse de vacaciones en un momento posterior al establecido, tanto si la incapacidad se inició antes de la fecha prevista para sus días de descanso, como si sobrevino precisamente durante estos días.
En los casos en los que la baja del trabajador impide su vuelta al trabajo por incapacidad permanente o incluso por jubilación del trabajador al final de una incapacidad temporal, y por tanto el posterior disfrute de sus vacaciones, los tribunales optan por una compensación en metálico, cuya cuantía suele ser la de su nómina por los días a los que tuviese derecho a vacaciones, y no hubiesen sido disfrutadas, incluso aunque correspondan a distintas anualidades.
Pero no siempre la Justicia se pone del lado del empleado. Una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, del 10 de abril de 2013, respalda el despido de un profesional que, después de casi dos meses de baja por una lumbalgia, se presentó un viernes en la empresa para entregar el parte de alta y comunicar que se iba de vacaciones el lunes. Las vacaciones no le fueron concedidas y fue despedido por faltar cinco días al trabajo sin permiso. Para el tribunal, tales ausencias estaban injustificadas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR