Guía rápida: Soy autónomo-empresario, ¿Qué gastos puedo reducir?

28 abr Guía rápida: Soy autónomo-empresario, ¿Qué gastos puedo reducir?

Hoy vamos a hablar sobre un tema controvertido y que genera multitud de dudas y disparidades a los trabajadores autónomos y empresarios de nuestro país, y ello en gran parte, porque ni la legislación, ni la costumbre en la práctica de Hacienda dejan del todo claro que gastos pueden ser considerados gastos de la actividad y cuales no.
Con esta pequeña guía, vamos a intentar aclarar desde el punto de vista práctico los gastos deducibles de los trabajadores por cuenta propia, en estimación directa.
  • Adquisición de materiales para la explotación de negocio, consumibles, mobiliario o equipamiento de nuestro negocio, etc.
  • El arrendamiento de un local al que se le dará un uso exclusivamente profesional, así como todos los gastos de suministros, entre los que se encuentran Internet y el teléfono.
  • En caso de uso de parte de la vivienda como lugar de trabajo, hay que decir que en cuanto a los suministros tendrán que estar contabilizados por aparatos contadores en las dependencias usadas como negocio. Del mismo modo podremos amortizar (en caso de ser vivienda en propiedad) la parte de la vivienda que usemos como negocio, o deducir como gasto la parte proporcional de la renta en caso de ser arrendada. Lo mismo ocurrirá con los gastos como la comunidad o el seguro de la vivienda. En la práctica nos encontramos en muchas ocasiones con cierta tolerancia en Hacienda en cuanto a la necesidad de no establecer aparatos contadores separados.la parte proporcional de
  • Alquileres, leasings y servicios de asistencia técnica.
  • Compra de otros materiales y servicios que guarden relación con la actividad del profesional, entre los que se encuentran por ejemplo las cuotas de asociaciones profesionales, asistencia a congresos o suscripciones a revistas.
  • Todos los gastos de reparación y mantenimiento de las instalaciones.
  • Sueldos de los trabajadores, además de otros gastos como pueden ser las dietas, desplazamientos, indemnizaciones y pagos en especie.
  • Las cotizaciones a la Seguridad Social tanto del autónomo como de los trabajadores que tiene a su cargo.
  • Los servicios que se contratan a una empresa o profesional independiente.
  • Formación, seguros y demás beneficios del personal como puede ser la contribución a un plan de pensiones.
  • Gastos en I+D, relaciones públicas, publicidad, servicios bancarios, intereses de créditos, etc.
  • Seguro de salud del autónomo, cónyuge e hijos menores de 25 años que aún residan en el domicilio familiar hasta un máximo de 500 euros.
  • En cuanto a los gastos de desplazamiento y vehículos, es un tema muy extenso, podemos decir que un vehículo 100%afecto a la actividad podremos amortizar tanto el vehículo como los gastos relativos al mismo y combustibles. En caso de un vehículo particular parcialmente afecto, podremos deducirnos la mitad del IVA en principio tanto del vehículo como de combustibles y otros gastos de mantenimiento. Hemos de recordar que en la factura de combustible se ha de reflejar la mátricula del vehículo.
  • Dietas y alojamiento: Otro de los puntos “calientes” en cuanto a gasto deducible, ya que para deducir como gasto alojamientos, hemos de justificar el motivo del desplazamiento en la mayoría de ocasiones, como podría ser generar un ingreso en la ciudad en la que nos hemos alojado. En cuanto a dietas, podremos incluir nuestros gastos por manutención, pero nos encontramos con muchos peros en Hacienda para incluir las conocidas “comidas de negocios”, es decir, incluir como gasto las invitaciones a terceros o gastos de representación.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR